Sumérgete en el mundo de los dinosaurios en el Museo del Jurásico de Asturias (MUJA). Deja que la historia cobre vida a través de fósiles impresionantes y réplicas a tamaño real. Descubre cómo estos gigantes antiguos habitaron la costa asturiana hace millones de años en este destino educativo y emocionante.

Ve a por los secretos de aquellos dinosaurios que poblaron estas tierras hace eones, y explora fósiles únicos y réplicas impresionantes que te transportarán a otra era.

 

Museo del jurásico

¿Conoces el MUJA?

 

Es un centro dedicado a la paleontología y a la divulgación del patrimonio fósil de la era mesozoica, especialmente del periodo Jurásico. Se encuentra en Colunga, en la costa asturiana, y su diseño arquitectónico recuerda a una gran huella de dinosaurio. Ya, de entrada, invita a los visitantes a indagar y seguro que a querer saber más acerca de estos gigantes prehistóricos.

Inaugurado en 2004, y diseñado por Rufino García Uribelarrea (se terminó en la primavera de ese año), el MUJA alberga una de las colecciones más importantes de huellas y fósiles de dinosaurios de Europa. La exposición permanente se organiza de manera cronológica, y hace un recorrido por las principales eras geológicas: Triásico, Jurásico y Cretácico.

Su estructura facilita una comprensión clara de la evolución de la vida en nuestro planeta a lo largo de millones de años. Su forma trata de facilitar la ruta y pasillos que deben seguir los visitantes.

El museo cuenta con una amplia variedad de piezas exhibidas, que incluyen esqueletos completos, restos fósiles, reconstrucciones a tamaño real de diferentes especies de dinosaurios y otros animales prehistóricos. También ofrece actividades interactivas y educativas para todas las edades, con talleres, proyecciones y visitas guiadas, lo cual lo convierte en un lugar ideal para familias, escolares y aficionados a la paleontología.

Además de su valor educativo y científico, destacamos que se encuentra en un entorno natural privilegiado, con vistas espectaculares al mar Cantábrico y rodeado de rutas que permiten explorar los alrededores y descubrir icnitas (huellas fósiles) en la propia costa asturiana, conocida como la «costa de los dinosaurios».

Y tras 20 años el edificio no ha sufrido de problemas estructurales ni humedades. De hecho, hasta ahora, no se había conseguido la oxidación del cobre de la cubierta y que ha conseguido el efecto de color que se buscaba desde el inicio.

 

Niños y dinosaurios.

 

Porque la visita es apta para niños y está diseñada para ser una experiencia educativa y divertida para toda la familia. El museo ofrece diversas actividades y cuenta con recursos pensados para fomentar su interés por la paleontología y los dinosaurios de los más pequeños:

Muchas de las exposiciones del museo son interactivas, lo que permite a los niños aprender de manera práctica y entretenida.
Las réplicas de dinosaurios a tamaño real son especialmente atractivas para ellos, ya que les permiten imaginar cómo eran estos gigantes prehistóricos en su entorno natural.
El museo organiza talleres y actividades educativas adaptadas a diferentes edades, donde pueden participar en excavaciones simuladas, manualidades y otros juegos relacionados con la paleontología.
El museo está ubicado en un entorno natural precioso, con rutas y áreas al aire libre donde pueden correr y explorar mientras disfrutan de las vistas al mar Cantábrico.

 

Museo del jurásico

 

Y después a la playa.

 

Cerca del Museo del Jurásico de Asturias (MUJA), en plena costa de los dinosaurios, se encuentran varias playas famosas:

 

  • Playa de La Griega: Es conocida por sus acantilados y por ser uno de los lugares donde se pueden observar icnitas en las rocas. Es una playa tranquila y natural, ideal para pasear y disfrutar del paisaje.
  • Playa de La Espasa: Una playa amplia y de arena dorada, muy popular entre los turistas y los locales por sus aguas limpias y su entorno natural.
  • Playa de Lastres: Aunque no está directamente junto al MUJA, es una playa cercana que vale la pena visitar. Está ubicada en Lastres, un pueblo pesquero conocido por su belleza y sus vistas panorámicas.
  • Playa de Rodiles: Aunque un poco más alejada hacia el oeste, es una de las playas más famosas de Asturias. Es conocida por su gran extensión de arena, sus aguas tranquilas y su entorno natural protegido.

 

Para disfrutar del mar y del sol, sino que también permiten explorar la impresionante belleza natural de la costa asturiana y complementar la visita al Museo del Jurásico de Asturias con actividades al aire libre y experiencias en contacto directo con la naturaleza.

 

Otras preguntas.

¿Se puede hacer fotografías dentro del museo?

 

Sí, están permitidas para uso personal dentro del museo, pero sin flash para preservar la integridad de los fósiles.

¿El MUJA organiza eventos especiales o exposiciones temporales?

 

Sí, relacionados con la paleontología y la ciencia, que complementan la experiencia regular del museo.

¿Cuál es la mejor época del año para visitarlo?

 

El museo está abierto durante todo el año, pero la primavera y el verano suelen ser épocas populares debido al clima agradable y la posibilidad de combinar la visita con actividades al aire libre.

 

Museo del jurásico