Son unos días intensos. Los inicios se remontan al siglo XVI. Fue entonces cuando se sentaron las bases para la Semana Santa tal como la conocemos en la actualidad.

Se puede uno sumergir en sus procesiones y conocer las tradiciones más arraigadas. Es una forma perfecta de disfrutar de esa experiencia cultural, única y propia.

 

Las procesiones más especiales y sus mejores momentos.

 

Las más emblemáticas de la región (y los rituales y las celebraciones que crean un momento especial) son estas:

  • En Oviedo, la de Los Estudiantes, el Jueves Santo. Mención especial tienen su recorrido, por las calles más emblemáticas.
  • Si estás por Gijón el Viernes Santo, busca la procesión del Silencio, por la noche; se crea una atmósfera mística con el sonido de los tambores.
  • El Domingo de Resurrección en Avilés, la Quema de les Fuegos, donde se queman figuras de paja que representan personajes y acontecimientos de actualidad.
  • En Cangas de Onís en Domingo de Ramos, la representación de la Pasión Viviente, donde los habitantes del pueblo recrean escenas bíblicas en las calles.
  • En Luarca puedes disfrutar de La Borriquilla, el Domingo de Ramos. Se bendicen ramas de olivo y se realiza una procesión llena de niños, acompañada de música y danzas tradicionales.

 

Semana Santa en Asturias.

 

Sabores de tradición y delicias culinarias en tu mesa.

 

Mira esta selección de platos típicos y llena tu estómago desde la imaginación:

Oviedo: carbayones.
Avilés: frixuelos.
Gijón: torrijas.
Luarca: pescado a la sidra.
Villaviciosa: casadielles.
Villanueva de Oscos: empanada de bacalao.
Cangas de Onís: quesos asturianos.
Ribadesella: fabada asturiana.
Llanes: arroz con leche.

Vale, vamos a definir algunos:

 

Carbayones: dulces típicos de Oviedo y son empanadillas rellenas de una mezcla de almendra molida, azúcar y otros ingredientes, cubierta con un glaseado de azúcar.

Frixuelos: (frixuelos o filloas) crepes típicos de Asturias. Se elaboran con harina, huevo, leche y azúcar y se sirven acompañados de miel, azúcar, mermelada o chocolate.

Casadielles: especialmente populares en la zona de Villaviciosa. Son unas empanadillas fritas rellenas de nueces, azúcar y anís y suelen consumirse como postre o merienda.

Pero si hay un postre por excelencia es el Roscón de Pascua y forma parte de la tradición gastronómica de la región durante la celebración de la Semana Santa y la llegada de la primavera. Diferente del Roscón de Reyes (conocido en otras regiones de España), es un bollo dulce elaborado con una masa similar a la del pan dulce y con huevos, azúcar, leche y mantequilla.

Suele estar aromatizado con ralladura de limón o naranja, y a menudo se añaden frutos secos, como nueces o avellanas, e incluso pasas y se sirve decorado con «azúcar glas».

 

Semana Santa en Asturias.

 

¿Y el mantecado de Avilés?

Que también se conoce como bizcocho imperial asturiano. Es muy apreciado por su sabor y su textura, y rescata los sabores marineros de antaño. Suele consumirse como postre o como acompañamiento de café o té.

La receta incluye harina, azúcar, mantequilla y almendras molidas, que se moldea en pequeñas porciones. Luego se hornean hasta que adquieren una consistencia crujiente por fuera y tierna por dentro.

Estos días lo encuentras con facilidad en panaderías, pastelerías y tiendas de productos regionales. Además, algunos restaurantes y cafeterías también lo incluyen entre sus platos.

 

Una visita a Avilés.

 

Su Semana Santa está declarada Fiesta de Interés Turístico desde 2013, por su importancia cultural, religiosa y turística.

Y es que tiene una larga historia y una tradición arraigada; hay celebraciones que se remontan a siglos atrás. Esta conexión con el pasado está muy valorada tanto por los residentes como por los visitantes.

Y claro, las procesiones atraen a una gran cantidad de turistas y visitantes cada año, tanto de otras partes de Asturias como de fuera de la región. Y se nota el impacto económico.

 

Otras preguntas.

 

¿Cuál es la procesión más antigua de la región?

 

La de Los Pasos en Oviedo, que se remonta al siglo XV, y se celebra en la tarde del Viernes Santo.

 

¿Puede un turista formar parte del cortejo?

 

En la mayoría de las ocasiones, es necesario pertenecer a la hermandad o cofradía. Solo a veces se puede permitir la participación de personas externas, como acompañantes o invitados especiales, siempre y cuando se respeten ciertas reglas y protocolos establecidos.

 

¿Qué tipo de acompañamiento musical suelen tener las procesiones asturianas?

 

Bandas de música, agrupaciones corales, bandas de cornetas y tambores… Lo más especial es verlas con grupos de gaitas; en áreas más rurales es más habitual.

 

¿Qué hay de la influencia del estilo sevillano, más barroco y más conocido?

 

Es escasa; en Asturias los desfiles procesionales tienden a mantener una identidad propia.

 

Semana Santa en Asturias.